QUIEN SOY



Este proyecto surge de Dulcineastudios. Me moria de ganas de hacer algo para seguir emocionando a la gente y se me ocurrió crear este mundo de ilusión y sorpresas. Puedes visitar mis trabajos en mi web solo tienes que clicar en la foto. Disfruta!!

Soy fotógrafa y directora de arte, estudié psicología en la universidad y me di cuenta de que mi vida giraba en torno al amor, todo lo relacionado con él me apasiona. Sus fases, facetas, estados, pasiones... Y decidí dedicarme a retratar estos instantes tan únicos e indescriptibles, porque hay cosas que no pueden expresarse con simples palabras.
Me encantan las sensaciones que consiguen hacerme llorar. Vivo tres metros sobre el cielo y soy una romántica compulsiva. No fumo, no bebo, no como animales, duermo poco y río mucho. Para conocerme hay que tratarme, no soy como aparento a simple vista. Detesto la mentira, adoro el chocolate, y no podría vivir sin sentirme querida. Soy partidaria de que si quieres algo, ve a por ello y punto.
Me gusta la lluvia, la luna llena, los gatos, los besos de verdad, la magia, la luz de las velas y el olor que queda al apagarlas; me gusta todo lo vintage, hacer cositas handmade y bizcochos de chocolate, me gustan las peonias y la lavanda, me gusta cuando un animal me mira directamente a los ojos, me gusta la gente que da las gracias, la gente que llora de felicidad, la gente que siempre sonríe; me gusta ir al cine y que esté vacío, me gusta el olor del mar... me gusta ver una peli que me lo remueva todo por dentro, me gusta oír una canción y que se me erice la piel; me gusta sentir nostalgia y soñar despierta. Adoro viajar, soy adicta al amor, a los abrazos de verdad, a la gente que no tiene rencor... a los que dicen la verdad. Admiro la generosidad, la gente que dice buenos días cuando entra en una tienda, y envidio desmesuradamente a los que dan sin esperar nada a cambio.
No me gusta la falsedad, ni los gritos de los niños, no me gusta la gente seria, la que nunca pierde los papeles, no me gusta la playa llena de gente ni el calor del metro. No me gusta que se maten animales para que nos los comamos. No me gusta que la gente llore si su perro muere y no llore como yo cuando ve como matan a miles de animalitos sin piedad para hacer hamburguesas. No me gusta que cuando un músico sube al tren la gente ni lo mire. No me gusta la tele, ni los periódicos, ni la gente que juzga sin saber. No me gusta no tener cosquillas, no me gusta el fútbol, ni las masas de gente haciendo lo mismo. No me gusta la gente sin personalidad. No me gusta que me toquen cuando lloro, no me gusta el alcohol ni las drogas, ni la Coca-cola ni la Fanta. No me gusta despertarme y que no haya galletas, no me gusta que el mundo se esté yendo al traste y no hagamos nada...

No hay comentarios:

Publicar un comentario